martes, 19 de abril de 2011

The Model Rockets - "HiLux"


 Hay grupos que, por su calidad, nos escama que no sean reconocidos, aún por esa minoría silenciosa que son los connoisseurs del tinglado. En el caso de The Model Rockets no sólo es eso, sino que directamente es un misterio que con este disco no se convirtiesen en estrellas, superventas permanentemente instalados en los charts de su país. Y es que "HiLux" es una soberbia colección de hits, que bien podría pasar, a oídos del profano, por un grandes éxitos de la banda.

 Quizás no despegaron por la coyuntura de la época, ya se sabe: Primera mitad de los 90's, cuando lo que se llevaba, lo que vendía a lo grande, era la negación de las rockstars oficiada por tipos como Kurt Cobain (Que era, eso sí, una genuina anti-rockstar, la otra cara de la misma moneda, para entendernos) En tiempos del life sucks, then you die quizás no había sitio para un disco de luminoso y revitalizante Power Pop como el que nos ocupa.

 Otra causa que podemos apuntar es la actitud, el carácter del grupo. En aquellos tiempos de desparrame, tíos tocando en bolas, sobredosis en directo y existencias tormentosas, los Rockets se distinguían por su profesionalidad, su capacidad de mantenerse al margen de la farándula y el Rock And Roll Circus, más ocupados en firmar canciones memorables que en explotar su decadencia de cara a la galería. Funcionarios, en el buen sentido, de la música. Eficientes y disciplinados. Y ya se sabe que eso vende poco, a la prensa musical, o a una cierta facción de la misma le gusta mucho hablar de los músicos, de sus excentricidades y poco o nada de su obra. Recuerdo una vez que ofrecí mis servicios a cierta revista (me abstendré de dar nombres, aunque supongo que adivináreis cuál es) para escribir un dossier sobre los Flamin' Groovies y me dieron el visto bueno, con la condición, eso sí, de que trufara anécdotas a porrillo, enanos con bandejas de cocaína y así, que era lo que el jefe quería, en vez de que me extendiera sobre obras capitales como "Teenage Head" o "Shake Some Action". Ilustrativo ¿No?

 Dejando a un lado las cábalas sobre porque los Model Rockets no llegaron a lo más alto con su debut y ya entrando en materia, podemos decir que "HiLux" es un pulido ejercicio de Power Pop, con exquisitos ramalazos de eso que algunos llaman americana, y yo destellos Folk, con una sutil dejadez Punk y, lo más importante, un sonido moderno, compatible con lo que se facturaba en aquellos años pero sin renunciar a sus raíces. A eso súmale unos riffs matadores y un uso magistral de las voces. Con semejantes mimbres, no es de extrañar que produjeran semejante colección de canciones, top of the charts en un mundo perfecto.

 Desde la inicial "New Cinnamon Girl" al cierre, soberbio, con "Year Of The Sofa" no falta ni sobra nada. A título personal destacaría "Johnson's Plumbing Supply" , "Never Knew How", una de esas canciones que te iluminan el día; el deje americana, sonando como una suerte de Long Ryders Power Poperos en "Carolyn", la canción perfectamente construida que es "Shapeshifter". Aunque reitero, la elección podría elegir sobre cualquiera de las canciones restantes.

 Como decía unas líneas más arriba, The Model Rockets no alcanzaron la gloria, entendiéndola como una aceptación a gran escala, con éste disco. A cambio obtuvieron, al menos, el estatus de grupo de culto, poseedor de un pequeño pero aguerrido reducto de seguidores dispuestos a seguir sus pasos.

10 comentarios:

  1. los tiempos amigo, los tiempos los marcan las modas y ya puedes ser el puto dali que si a los jerifaltes no le interesa te pudres

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Triste pero cierto, amigo Nortwinds. Rock On!

    ResponderEliminar
  3. Las modas, los prejuicios, la estupidez… Recuerdo hace años en una tienda de ropa del centro de Madrid. La que era mi novia se iba a comprar unos pantalones que se llevaban mucho esa temporada, según la dependienta. Yo le pregunté, siempre díscolo pero educado: "¿Se llevan o los hacen llevar?". "Los hacen llevar", me reconoció —para mi sorpresa— la chica.

    Y pienso: ¿La gente tiene criterio propio o consume cualquier cosa? ¿Le gusta lo que dice que le gusta, o pasa de todo y se conforma con lo que está más a la vista?

    Bueno, que me enrollo, y es tu blog. No he escuchado el disco que comentas, pero lo haré, sabes que confío mucho en tu criterio. La descripción que haces del ábum y la introducción, como siempre, Tyla, de lujo.

    Saludos, jefe.

    ResponderEliminar
  4. Hey Gonzalo!

    De coñazo, nada: Tus
    disquisiciones son siempre bienvenidas en esta casa!

    Yo de la masa, opino como Jorge Ilegal, que dice preocuparse a medida que vendía más discos: "Algo debo estar haciendo mal", tal era su grado de desconsideración al paisanaje en cuestiones de estilo.

    Ya me dirás que te parece "HiLux", Rock On!

    ResponderEliminar
  5. Pues conocía la portada pero nunca lo había escuchado y suena muy muy bien. Lo del éxito es como lo de las religiones, siempre hay alguien manipulando al rebaño en la sombra. Por eso también soy ateo en las modas y agnóstico en la música.

    ResponderEliminar
  6. Sabia declaración de principios, Lorbada! Me alegro que te hayan molao. Por cierto, siguen en el negocio, y gustan de visitar nuestro país:Tomen nota, promotores sureños.

    Rock On!

    ResponderEliminar
  7. Error imperdonable, Tyla. Ya decía yo que me dejaba algo. En marzo de1998 les vi en directo, y vaya pedazo de concierto que se cascaron, acabaron versionando a Chuck Berry, si no recuerdo mal. Poco después me fui a Inglaterra unos meses, y no volví a pisar una sala de conciertos hasta diciembre, mes en el que asistí a un magistral concierto de Prince.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Cómo no, cómo no, Gonzalo: Menuda historial de shows gastas, mon amie! Envidia me da!

    Rock On!

    ResponderEliminar
  9. Uno que ya es anciano, ja ja ja. Guardo muchas de las entradas en un cuaderno: la primera, Iron Maiden y Metallica (1988); la última, Nacho Vegas (2011). La que atesoro con más cariño es una de Iggy Pop en San Sebastián en 1991. Tenía yo diecinueve añitos y descubrí qué era de verdad el rock and roll. Qué recuerdos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. No puedo creer que tengas tantas entradas guardadas de bandas ya tan legendarias! me encantaria poder haber ido a verlas y mas en esa epoca que era su esplendor es terrible como Hilux de hoy en dia son dejadas de lado

    ResponderEliminar